Hojas verdes para un buen corazon

En el sistema nervioso central, cerebro y médula espinal, el magnesio tiene un efecto sedativo es decir, circula entre las neuronas y ayuda a liberar los neurotransmisores tranquilizantes por lo tanto es muy buena para la ansiedad, los calambres y las arritmias cardíacas.

 Por todo lo dicho comer hojas verdes favorece la salud en nuestro corazón, de nuestras arterias de nuestros pulmones, de nuestro corazón, y ayuda a mantener la serenidad.

 La mejor forma de comer las hojas verdes es crudas y desinfectadas con una solución de diez gotas de lavandina cada litro de agua remojándolas por dos minutos. Para comer repollitos de Bruselas o alcauciles es bueno hervirlos al vapor y mantenerlos algo crujientes para conservar las vitaminas activas.

 Asesoramiento: Dra. María Alejandra Rodríguez Zia MN: 70.787, medida clínica y endocrinóloga UBA