Colesterol, ¿medicar o corregir hábitos?